22 noviembre, 2015

Regalos para un Baby shower

Cada vez es más habitual oír sobre este tipo de eventos. El Baby shower es una fiesta en la que se celebra la llegada del futuro bebé. En estas celebraciones se regalan a los papás cosas que puedan llegar a necesitar cuando nazca el bebé.

En esta ocasión los amigos de los futuros papás tenían claro que uno de los regalos para la bebé, que estaba a puntito de nacer, iba a ser algo más personalizado, único y elaborado a mano con mucho cariño.

Les apetecía que los detalles tuvieran un toque fino, suave y con mucha ternura. Y sin pensarlo dos veces me puse en marcha para buscar  por las tiendas habituales de mi ciudad, telas que encajaran con lo que me habían pedido. He de deciros, ... que me cuesta mucho decidirme, porque siempre intento buscar estampados diferentes, que no sean el típico rosita o azulito de bebé, salir un poco de lo común, aunque muchas veces me resulte difícil encontrar lo que quiero o me imagino.

Al final, después de ver diferentes combinaciones, encontré lo que estaba buscando, una combinación de telas que transmiten una ternura especial, que dan un toque fino al conjunto de cambiador y portadocumento, y en tonos muy suaves, beige, crema y unas pinceladas de rosa.


Y para acabar me decanté por unos corazones que adornaran la bolsa donde iba a ir el regalo. Se me ocurrió hacer unos corazones con olor a lavanda para poder utilizar después como perfumadores para los armarios o bien para dejar en la habitación de la bebé a modo de decoración y así para que desprendieran ese olor relajante que da la lavanda.


Qué os parece??? Os animo a que me dejéis un pequeño comentario. Si te apetece sorprender a los futuros papás con algunas de mis cositas, no dudes en ponerte en contacto conmigo. Juntos podemos crear regalos realmente originales, personalizados y únicos. 

Os espero en el próximo post.

Feliz domingo!!!

02 noviembre, 2015

Fiesta de Halloween!!!


Sí, ya se que no es una fiesta muy española, pero cada vez nos gusta más Halloween!!! A los niños les parece una fiesta divertida, y les encanta jugar a truco o trato, para llenar su calabaza de caramelos. Y a los menos niños, jijiji... nos encanta porque es un motivo más al año en el que nos podemos juntar con los amigos o familiares, pasarlo bien y disfrutar como niños. 

Allá vamos!!! Hay que pensar en los disfraces, en la decoración y ... porqué no, en una merienda temática.

Me encanta organizar fiestas y lo mejor de todo ha sido cocinar y decorar con el peque de la casa, juntos hemos disfrutado como niños.

Murciélagos, arañas, ratas, telas de araña, sábanas, animales y dibujos escalofriantes dieron ese toque temático a la fiesta, junto a los colores blancos, negros y naranjas.

Para la merienda horneamos pizzas con forma de fantasmas, huevos rellenos con aceitunas negras formando arañas, momias de salchichas y  hojaldre, y para el postre nos decidimos por natillas de chocolate con oreo y gusanos de chuches y unas ricas galletas de mantequilla con sabor a limón decoradas con chocolate.

Este ha sido el resultado, me parece que ha quedado genial.

Nuestros disfraces 

Nuestra decoración

Nuestra merienda temática

En esta ocasión quiero dar las gracias a Isabel, autora de Tras La Escalera, que me ha ayudado con sus ideas para poder disfrutar de una tarde temática, junto a los más pequeños de la casa. 

Lo hemos pasado de miedo, buuu... !!!